COMPRENDER EL MERCADO INMOBILIARIO

Por W H Inmon

Incluso los inversores novatos saben que la clave para ganar dinero es entender el mercado. Dicho de manera diferente, puedes empezar a ser como el inversionista Warren Buffet, tomando decisiones si realmente se entiende el mercado, pero cuando estás volando a ciegas, si ganas dinero es solo  por accidente.

Esta simple verdad se mantiene para todo tipo de mercado y, sin duda, incluye el mercado de bienes raíces.

Entonces, ¿cómo se puede entender exactamente el mercado inmobiliario? Un enfoque sería ir a las diferentes zonas donde se registran las transacciones de bienes raíces, capturar cada transacción inmobiliaria y crear una base de datos a partir de lo que encuentre con una cantidad infinita de información sobre el mercado inmobiliario. De una transacción de bienes raíces se obtienen variados datos.

Pero hay algunos problemas en la creación de una base de datos homogénea. El primer problema es que todas las transacciones de bienes raíces están registradas en texto. Y este texto es de formato libre. Una zona registra una transacción de una manera, otra la registra de forma distinta. Incluso en la misma zona un registro se refiere al artículo abc como “abc” y el de la siguiente grabación se refiere a abc como “cba”. Y en realidad “abc” es lo mismo que “cba”.

Una transacción de bienes raíces registra la fecha “Enero 1, 2020” y la siguiente transacción tiene fecha registrada como “1/1/2020”. Son, lógicamente, la misma fecha, pero muy diferentes entre sí en el sentido literal.

A través de las muchas transacciones inmobiliarias hay variadas interpretaciones de los mismos datos.

Para crear una base de datos verdaderamente homogénea, hay una gran cantidad tras bambalinas en la traducción e interpretación, la que debe tener lugar incluso después de la transacción capturada y leída.

Otro problema en la creación de una base de datos inmobiliarias es el número y la diversidad de los tipos de documentos que se registran en el oficina de la comuna. En realidad, hay un montón de diferentes tipos de transacciones registradas por la comuna. Si la vida fuera tan simple como registrando solo escrituras de confianza, entonces la tarea no sería tan desalentadora, pero la realidad es que hay MUCHOS tipos diferentes de transacciones inmobiliarias que se registran que no son escrituras de confianza.

Una forma de llevar a cabo esta tarea de crear una base de datos es contratar a un montón de personas y enseñar a la gente cómo hacer estas traducciones e interpretaciones manualmente. Ciertamente, se puede enseñar a la gente a hacer tareas tan mundanas, pero hay algunos problemas básicos con el intento de crear una base de datos manual. Estos incluyen:

El gasto de hacer esta tarea manualmente es desalentador. En la mejor de las circunstancias, no es barato convertir una gran cantidad de transacciones inmobiliarias de esta manera.

La actividad de leer el mismo material una y otra vez conduce a errores. Después de un tiempo el cerebro humano se desgasta y comienza a cometer errores. Un “factor de fatiga” comienza a manifestarse. La cantidad de errores que se producen se amontonan frente a una gran cantidad de transacciones inmobiliarias.

Por lo tanto, mirando el largo plazo, un enfoque manual es costoso,propenso a errores para proceder cuando se trata de crear una base de datos de  gran cantidad de transacciones inmobiliarias. Si todo lo que tiene son algunas transacciones, entonces un enfoque manual puede ser una buena manera de proceder, pero si usted tiene un montón de transacciones inmobiliarias, tratar de crear una base de datos completa manualmente no es aconsejable.

Hoy en día existe una tecnología que puede leer, interpretar y registrar las transacciones inmobiliarias de manera automatizada. Esa tecnología es textual, por Forest Rim Technology (FRT). FRT utiliza una variedad de técnicas para leer e interpretar las transacciones inmobiliarias con el fin de crear una base de datos completa y homogénea de transacciones inmobiliarias.

FRT puede ir de zona a zona creando una base de datos inmobiliaria completa y homogénea. Y FRT hace su procesamiento de forma totalmente automatizada, sin interpretación humana o intervención necesaria (o permitida). El hecho de que FRT pueda procesar una cantidad de transacciones inmobiliarias significa automáticamente que:

  • Las transacciones se procesan de manera económica en comparación con procesar los documentos manualmente, y se pueden procesar con precisión.
  • No hay un “factor de fatiga” en el tratamiento de grandes cantidades de transacciones inmobiliarias.

Ahora, por primera vez, es realmente entender el mercado inmobiliario. Ahora realmente puede crear una base de datos precisa, completa y homogénea que le diga realmente qué está pasando en los bienes raíces.

Forest Rim Technology es una empresa de Bill Inmon ubicada en Denver, Colorado. Forest Rim tiene la tecnología necesaria para construir una base de datos residencial inmobiliaria. Puede contactar a Bill a través de www.whinmon@msn.com.