por W H Inmon, Forest Rim Technology

Las garantías son un hecho de la vida, especialmente en el mundo de las grandes compras al por menor. Los clientes aumentan su confianza cuando hay una garantía.

En algunos casos, los clientes ni siquiera considerarán realizar una compra a menos que haya una garantía. Hay líneas enteras de productos que no podrían venderse efectivamente sin garantías.

Pero a la hora de cobrar esa garantía, se convierte en una responsabilidad para la corporación manufacturera. El costo de reparación, el costo de reemplazo e incluso el costo de mantenimiento de la garantía es un problema que el fabricante debe manejar.

Para algunas organizaciones, el volumen de productos y el número subsiguiente de garantías no crean ningún problema. Pero cuando el volumen de productos vendidos es alto, y cuando los productos atendidos bajo una garantía son voluminosos, el procesamiento de la garantía se convierte en un problema.

Algunas empresas pueden permitirse el lujo de procesar sus reclamaciones de garantía manualmente, pero cuando el volumen de garantías aumenta, el procesamiento manual de garantías simplemente se convierte en su propia carga. Para una empresa grande y moderna, el procesamiento de garantías de forma automatizada es una opción superior antes de intentar procesar las garantías manualmente.

El desafío con las garantías es que la mayor parte del procesamiento se realiza en forma de texto. El texto y la narrativa conforman la mayoría de las partes importantes de las garantías. Y tradicionalmente los computadores han tenido dificultades para lidiar con el texto y la narrativa.

El componente textual de las garantías a menudo incluye información como qué salió mal con el producto, cuándo salió mal, por qué salió mal y otros componentes descriptivos y de diagnóstico. En resumen, es normal tener narrativa como parte de una garantía.

Tradicionalmente los computadores no se ocupaban de la narrativa. Existían datos estructurados que se podían automatizar, pero cuando se trataba de narrativa, el computador no era de mucha ayuda. Y, desafortunadamente, gran parte de la garantía era narrativa.

Pero ahora existe Textual ETL de Forest Rim Technology, donde las organizaciones pueden leer y procesar texto y narrativa de forma automatizada. Así, las organizaciones pueden leer y procesar gran parte de la información importante de garantías.

Textual ETL lee datos no estructurados y los coloca en un formato estructurado de base de datos. El resultado se puede enlazar a cualquier formato de base de datos estándar como Oracle, Teradata, DB2, SQL Server y Hadoop. Una vez que los datos textuales se colocan en un formato estructurado, pueden ser leídos y procesados por softwares analíticos estándar como Tableau, Qlikview, SAS y Cognos.

A un nivel muy alto, Textual ETL establece el escenario para el procesamiento analítico que de otro modo no se podría hacer. Dicho de manera diferente, sin Textual ETL no sería posible realizar un tratamiento analítico de datos textuales y narrativos.

Y hay un valor real en ser capaz de hacer el procesamiento analítico contra los datos de garantía. Mediante el análisis de los datos de garantía, las organizaciones pueden determinar cómo mejorar su proceso de fabricación y descubren rápidamente los puntos débiles en su proceso de fabricación. A largo plazo, esta es una de las informaciones más importantes que una organización de fabricación puede obtener.

Pero hay otras posibilidades para el procesamiento automatizado de la narrativa que se encuentra en las garantías. Una de esas posibilidades es utilizar Textual ETL como interfaz frontal para procesar los datos de garantía, y luego permitir que los datos sean procesados por una aplicación. Al hacerlo, tales preguntas como qué garantía estaba en su lugar, si estaba el producto todavía en garantía, qué defecto se ha descubierto, y así sucesivamente, se pueden procesar de manera automatizada.


Forest Rim Technology fue formada por Bill Inmon con el fin de proporcionar tecnología para cerrar la brecha entre los datos estructurados y no estructurados. Se encuentra en Castle Rock, Colorado.