DATOS INMOBILIARIOS A LO LARGO DEL TIEMPO

Por W H Inmon

 

Una vez que tenga datos de bienes raíces perfectamente almacenados en una base de datos, hay un sinfín de posibilidades que se puede hacer con ellos. Y en el mundo de hoy con Textual ETL de Forest Rim Technologies usted puede crear su propia base de datos de bienes raíces.

Uno de los aspectos más importantes que se puede hacer con una base de datos de bienes raíces es mirar la información a lo largo del tiempo. Al hacerlo, después se requiere observar y entender las tendencias a largo plazo. De ahí, las decisiones de compra y venta se realizan con tan solo un chasquido de dedos.

Las tendencias son divertidas. Mirar una transacción nada dirá sobre una tendencia. E incluso dirá muy poco mirando un puñado de transacciones. Para encontrar y entender una tendencia se necesitan muchos datos repartidos durante un largo período de tiempo. Cuando se cuenta con muchos puntos de datos y esos puntos se distribuyen a lo largo del tiempo, entonces es posible comenzar a detectar tendencias.

Detectar tendencias es una cosa. Medición de la fuerza y la velocidad de la tendencia es otra. Es a través de una cuidadosa creación y medición de una base de datos inmobiliarios que se puede explorar y entender esas tendencias.

Al buscar tendencias, es aconsejable reunir tanta información sobre la transacción como sea posible. Cuanta más diversidad de información se pueda recopilar, mejor. Reunir la más amplia diversidad de información sobre la transacción inmobiliaria permite que el analista lleve a cabo un trabajo más minucioso.

Cuanto más diversa sea la información que hay sobre una transacción, le permite al analista la oportunidad de subdividir las diferentes transacciones. Y esta subdivisión de datos establece el escenario para un análisis. Las tendencias tienden a correr en la línea de las subdivisiones de datos.

Aparentemente, pequeñas piezas de información pueden llegar a ser muy importante en la subdivisión de los diferentes tipos de transacciones inmobiliarias. Por supuesto, el precio de venta, la dirección y el comprador de una propiedad son importantes, pero otra información puede ser igual de valiosa: cuánto tiempo la propiedad ha sido listada, si fue revaluada, cuántas ofertas se hicieron de ella, cuáles fueron las diferentes tasaciones, si ha sido rezonificada, y así sucesivamente. Hay MUCHOS factores que pueden resultar útiles mirando una base de datos y tratando de discernir una tendencia.

Cuando se construye la base de datos inmobiliaria, es aconsejable recopilar toda la información disponible, incluso si no hay una razón aparente para la colección.

Al mirar las tendencias, siempre es importante ser consciente del axioma el pasado no es un predictor del futuro. En muchos casos, el pasado, de hecho, es un buen predictor del futuro, pero en otros casos las tendencias son moneda de diez centavos y las actividades pasadas solo confunden la predicción de actividades. La fuerza de una tendencia se vuelve tan importante como la propia tendencia.

Puede haber MUCHOS factores que dan forma a la tendencia, y muchos de esos factores parecen estar alejados de la propia tendencia. Factores externos como la economía, las tasas de interés, la política, incluso la tecnología, todos pueden tener una efecto en las tendencias inmobiliarias.

Los factores que son importantes a la hora de invertir en tendencias para bienes raíces incluyen:

  • La identificación de la tendencia.
  • La identificación de los factores que demarcan la subdivisión de la tendencia.
  • El período de tiempo durante el que la tendencia ha sido evidente.
  • La velocidad de la tendencia.

En todos los casos, una base de datos inmobiliaria preparada establece el escenario para encontrar y analizar tendencias en el mercado.

Forest Rim Technology es una empresa de Bill Inmon ubicada en Denver, Colorado. Forest Rim tiene la tecnología necesaria para construir una base de datos inmobiliarios. Se puede contactar con Bill a www.whinmon@msn.com.